ictus-santiago-comecocos--644x362

Un equipo médico de Santiago de Compostela, dirigido por el doctor José Castillo, ha descubierto una manera de regenerar tejido dañado como consecuencia de un ictus a través de células madre. Mediante este estudio se pretende paliar las secuelas que dejan este tipo de enfermedades cardiovasculares y mejorar la calidad de vida del paciente.

Para lograrlo, en sus ensayos, aún en una fase inicial, se crean células embrionarias sanas a partir de células del propio paciente. Mediante una técnica ideada por el propio equipo, se guían a estas células sanas a la zona dañada para que se acomoden. Una vez situadas, estas células eliminan el glutamato que se produce en los infartos cerebrales, mejorando el estado del paciente.

Este estudio, aún en una etapa precoz, se hizo público a principios de enero, y tal como afirmó el equipo se encuentran “en buen camino, pero hay que ser prudentes”

Más información: http://ow.ly/Hg2eg

Fuente de la noticia y de la fotografía ABC