1420801544_175251_1420801605_noticia_normal

El doctor Bonaventura Clotet, director del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, ha anunciado el 2020 como fecha prevista para la existencia de una vacuna para el sida.

La vacuna en la que se está trabajando está orientada a tratar la enfermedad y eliminarla en los infectados o, al menos, a controlarla sin necesidad de otros tipos de tratamiento, pero no para evitar el contagio. Por el momento, se prevé que en 2015 la vacuna, que actualmente se está experimentando en simios, pasará a probarse en humanos.

Para crear esta vacuna, los investigadores están tomando como referencia aquellas personas, un 1% del total, que aún estando contagiadas por el sida son capaces de controlar la infección por sí solas sin desarrollar la enfermedad. De esta manera, estudian su sistema inmunitario y contra qué partes del virus dirigir su ataque.

Además esta investigación que están realizando no solo plantea una cura al sida, sino que también tiene otras aplicaciones en otras enfermedades como pueden ser la hepatitis C, o incluso, permitir entender los procesos de envejecimiento. De hecho, la enfermedad del sida se considera un envejecimiento exagerado ya que cómo explica el doctor Clotet “el virus destruye el sistema inmunitario, y eso altera el microbioma, los millones de bacterias que viven en nuestros intestinos”. Cuando hay un desequilibrio bacteriano, este se puede transmitir a la sangre y a los órganos provocando diferentes enfermedades y acelerando los procesos de envejecimiento.

Mientras tanto, la investigación sigue avanzando aún a pesar de que a veces resulta complicado encontrar finaciación privada para una enfermedad que aún tiene un importante estigma social y a la que muchas veces se discrimina, tal como apunta el propio Clotet.

Más información: http://ow.ly/HPAb9 

Fuente de la noticia y la fotografía EL PAÍS