cuff-kidney-renal-anastomosed-abdominal-aorta-1

Científicos de la Universidad de Duke han desarrollado una técnica para cultivar riñones que estén disponibles para futuros trasplantes. Sin embargo, el proyecto ha levantado una gran polémica debido a que es necesario contar con un riñón de un feto humano abortado e implantarlo en una rata.

No es la primera vez que se realiza este tipo de investigación de trasplante de órganos fetales en animales, pero siempre habían resultado poco satisfactorios debido a la diferente presión arterial entre los fetos humanos y los animales adultos. Este handicap ha sido solucionado por los científicos del equipo, dirigidos por el Dr. Eugene Gu, coautor del estudio y fundador y CEO de Ganogen, una compañía de biotecnología en Redwood City, California. Para ello han desarrollado un dispositivo, llamado regulador de flujo arterial, que encaja alrededor de los vasos sanguíneos de las ratas para disminuir la presión de la sangre que fluye hacia los riñones.

En el proyecto, los investigadores también creen que pueden aplicar este método a otros órganos y actualmente están probando el trasplante de corazones fetales humanos en ratas

La técnica fue aprobada por el Comité de de Ética en Investigación, pero aún así ha despertado cierta polémica por el uso de órganos de fetos. Sin embargo, el Dr. Eugene Gu se muestra entusiasmado con el proyecto: “Nuestro objetivo a largo plazo es hacer crecer órganos humanos en animales, para poner fin a la escasez de donantes humanos”.

Más información: http://ow.ly/IpUge

Fuente de la noticia y la fotografía UNOCERO