El pasado Domingo 12 de Junio el diario Sport publicó un artículo acerca de la Litiasis Renal, enfermedad que padecerá hasta un 10% de la población mundial, donde destaca la importancia del control del pH urinario para la prevención de cálculos renales.

Tal y como relata el artículo publicado en el diario Sport y con palabras del Dr. Angerri, especialista en urología de la Fundació Puigvert, esta afección es muy común ya que “en­tre el 5 y el 10% de la población su­frirá una vez en su vida de Litiasis Renal”. Esta afección va en au­mento, debido principalmente a la ingesta excesiva de proteína, azúcar y sal. “Lo reco­mendable es seguir la dieta medi­terránea, mucha verdura, mucha fruta y mucho agua” afirma el Dr. Ange­rri, que añade “de todas formas las causas de la Litiasis son multifactoriales incluyendo desde as­pectos genéticos hasta condicionan­tes del entorno que pueden hacer que el pH de la orina sea demasiado ácido o alcalino”. Nos encontramos aquí con un fac­tor muy importante a tener en cuen­ta, debido a que “Se considera el intervalo que va de 5.5 a 6.2 del pH urinario como preventivo, ya que en esta franja se evita la formación de cálculos renales”. Por debajo de este inter­valo la orina se acidifica y por en­cima se alcaliniza, favoreciendo en ambos casos la formación de diferentes cristales que pueden dar lugar a varios tipos de Cálculos Re­nales. “La parte más importante – añade Angerri – es saber el tipo de piedra que tiene el paciente y así poder evitar recaídas y para ello la medición del pH es un paráme­tro muy valioso a tener en cuen­ta”. Según datos de la comunidad médica el 15% de los pacientes que han padecido de Litiasis vuelve a presentar una recaída durante el primer año, y el 50% en los cinco siguientes. Por ello, cabe remarcar la impor­tancia de la prevención, puesto que el cólico nefrítico no sólo afecta al paciente: el tiempo que éste estará de baja y el coste de su dolencia re­percute también en otros aspectos: la empresa en la que trabaja, su fa­milia y, en general, en la sociedad.

Desde Devicare impulsamos el autocontrol del paciente crónico, y en litiasis renal es ya una realidad. Mediante el método Lit-Control, el afectado puede determinar su pH urinario con la precisión necesaria para comprobar si se encuentra en el rango preventivo 5.5 – 6.2. En caso de que no sea así, mediante los complementos alimenticios Lit-Control pH Up y Lit-Contro pH Down podrá alcalinizar o acidificar su orina respectivamente, en búsqueda de mantenerse en el rango de pH urinario preventivo para la formación de cálculos renales.

Consulte aquí la publicación: http://goo.gl/0uGzUJ

Para más información acerca de Lit-Control visite: www.lit-control.com