6 consejos para evitar los cálculos en verano

En verano las urgencias por cólico nefrítico se disparan en nuestros Hospitales. Y es que durante los meses de verano solemos descuidar nuestra dieta y bebemos más alcohol del recomendado. Si a todo esto le sumamos que durante el verano hace más calor y humedad, el resultado es una bomba de relojería. 

Si no quieres tener una sorpresa desagradable este verano, sigue estos 6 consejos.

 

1. Mantente hidratado

Bebe entre 10 – 12 vasos de agua cada día para mantenerte hidratado. El agua te ayudará a diluir tu orina y reducirá la probabilidad de formar cálculos renales que pueden acabar causando un doloroso cólico.

Además, beber agua también te ayudará a tener más energía durante el día, a evitar el dolor de cabeza después de una noche de fiesta, a regular la temperatura de tu cuerpo para evitar golpes de calor, e incluso a perder algo de peso. 

Sabemos que es difícil acordarse de beber agua. Por eso te recomendamos que te descargues myLit-Control® App , que te ayudará a tomar el agua que necesitas enviándote notificaciones a tu teléfono móvil.

 

2. Modera el consumo de bebidas azucaradas

No abuses de los refrescos azucarados durante el verano. Estas bebidas reducen la cantidad de orina producida, aumentan el calcio urinario y en exceso pueden aumentar el riesgo de formar cálculos.

Una coca-cola de vez en cuanto está bien, pero no te pases. Y siempre mejor la “cero azúcar”.

 

3. Modera el consumo de comida procesada

En verano nos encanta consumir alimentos procesados, pero recuerda que estos alimentos tienen mucha sal (son ricos en sodio), que aumenta los niveles de calcio en la orina y puede acabar causando cálculos renales. 

Antes de comerte unas deliciosas patatas fritas, palomitas, nuggets, hamburguesa, hot dogs, pizza o crepes, recuerda que en exceso puede ser malo para tus riñones.

 

4. Modera el consumo de proteína animal

Si te gusta consumir marisco en verano, en un bonito pueblo pesquero, debes saber que el exceso de marisco (así como el exceso de proteína animal en general) puede reducir los niveles de citrato (un inhibidor de los cálculos renales) y reducir tu pH urinario, lo que aumenta las probabilidades de formar cálculos.

Si vas a consumir proteína animal, mejor acompáñala de un poco de verdura.

 

5. Haz ejercicio para perder peso

¡Haz ejercicio! Te ayudará a mantenerte en forma y lucir buen tipo durante el verano, pero también te ayudará a reducir ese exceso de peso que es malo para tus riñones. Muchos estudios relacionan la obesidad con una orina más ácida (pH más bajo) con un mayor riesgo de formación de cálculos renales.

Eso sí, no olvides beber suficiente agua mientras haces ejercicio. ¡No queremos que te deshidrates!

 

6. Toma Lit-Control® pH Balance

Si todo lo anterior te resulta difícil o quieres asegurarte de no tener cálculos que puedan fastidiarte las vacaciones de verano, entonces te recomendamos tomar Lit-Control® pH Balance; cuyos ingredientes son inhibidores de la formación de cálculos renales clínicamente validados.

Te recomendamos

¡Mantente al día de las últimas novedades!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades, 
promociones y noticias relacionadas.