¿Tomar limonada puede ayudarme a prevenir cálculos de oxalato cálcico?

 

Durante el verano a muchos nos gusta tomar una buena limonada (o jugo de limón) para refrescarnos. Y de hecho son muchos los médicos que la recomiendan para prevenir los cálculos renales de oxalato cálcico. 

Pero ¿es realmente buena la limonada para tus cálculos? Pues la respuesta es depende. Sigue leyendo para aprender más.

 

¿Cómo afecta la limonada a los cálculos renales de oxalato cálcico?

Un litro de limonada suele hacerse con agua, 5 limones y 100 g de azúcar. ¡Ya tienes la receta! 

Ahora, si queremos entender cómo afecta la limonada a la formación o prevención de piedras en los riñones debemos entender cómo impactan cada uno de sus ingredientes. Veamos uno a uno.

 

El Agua

El consumo de agua incrementa el volumen de orina. Al aumentar el volumen de orina también se reduce la sobresaturación urinaria y la probabilidad de formar cálculos. De hecho, algunos estudios clínicos concluyen que con cada 200 ml de agua (1 vaso) se reduce en casi un 13% esta probabilidad. 

 

El Limón

El limón tiene dos compuestos que afectan a los cálculos renales; el ácido cítrico y la vitamina C.

  • El ácido cítrico del limón se transforma en citrato en el organismo. Este citrato se une al calcio en la orina, reduciendo la cantidad de calcio disponible para unirse al oxalato y formar cálculos de oxalato cálcico. 

De cada limón se extrae aproximadamente un 30% de su peso en jugo de limón. Y de este jugo, un 6% aproximadamente es ácido cítrico. Si tenemos en cuenta que cada limón pesa aproximadamente 100 g, podremos extraer 100 x 30% x 6% = 1,8 g de ácido cítrico por limón. 

Por tanto, en un litro de limonada con 5 limones tendríamos 5 x 1,8 = 9 g de ácido cítrico ingerido. Lamentablemente, de estos 9 g de ácido cítrico ingeridos sólo llegarán a la orina unos pocos miligramos de citrato con escasa capacidad para unirse al calcio y evitar cálculos renales. 

En un reciente estudio (Doizi, y otros, 2018) publicado se demuestra que el consumo de ácido cítrico no aumenta significativamente el citrato en la orina.

  • Por otro lado, la vitamina C del limón se transforma en oxalato en el organismo. Cada 100 g de limón aportan unos 50 mg de vitamina C. 

Por tanto, 1 litro de limonada de 5 limones aportaría 250 mg de vitamina C. 

En otro famoso estudio (Ferraro, Curhan, Gambaro, & Taylor, 2016), se demuestra que el consumo de más de 750 mg de vitamina C aumenta considerablemente el riesgo de formar cálculos renales. Por tanto, cuidado con consumir 3 litros de limonada porque el exceso de vitamina C puede ser contraproducente.

 

El Azúcar

En general, el azúcar en exceso no es bueno para la salud. En un paciente formador de cálculos renales, el exceso de azúcar aumenta los niveles de calcio en la orina y reduce el volumen de orina. Es decir, empeora bastante la situación. En este post (Coe, s.f.) de la Universidad de Chicago se explica muy bien.

 

En conclusión

Tomar limonada es bueno con moderación porque nos ayude a ingerir agua, lo que aumenta el volumen de orina y reduce la probabilidad de formar piedras. Pero en exceso puede ser contraproducente por su elevada cantidad de vitamina C (que aumenta el oxalato en la orina) y de azúcar (que aumenta el calcio en la orina) favoreciendo la formación de cálculos de oxalato cálcico. Y el supuesto efecto que se le atribuye al ácido cítrico del limón para prevenir cálculos de oxalato cálcico no es significativo.

Si quieres tomar una limonada fresquita en verano, no tomes más de 3 litros al día y reduce la cantidad de azúcar que usas para endulzarla. O acompáñala de un Lit-Control® pH Balance que es un producto específicamente formulado para cálculos de oxalato cálcico.

 

¿Y si tengo otro tipo de cálculos?

Pues también depende. 

El ácido cítrico del limón también tiene la capacidad de subir el pH de la orina. Por tanto, puede ser beneficioso para prevenir cálculos de ácido úrico (que se forman en un pH urinario bajo), pero contraproducente si tenemos cálculos de tipo infeccioso (que se forman en un pH alto).

En cualquier caso, para cálculos de ácido úrico mejor toma Lit-Control® pH Up y para cálculos infecciosos toma Lit-Control® pH Down.

 

Referencias

Coe, F. (s.f.). Sugar: The End of Our Love Affair. Recuperado el 30 de 07 de 2022, de https://kidneystones.uchicago.edu/sugar-end-love-affair/

Doizi, S., Poindexter, J. R., Pearle, M. S., Blanco, F., More, O. W., Sakhaee, K., & Maalouf, N. M. (2018). Impact of Potassium Citrate vs. Citric Acid on Urinary Stone Risk in Calcium Phosphate Stone Formers. J. Urol.

Ferraro, P. M., Curhan, G. C., Gambaro, G., & Taylor, E. N. (2016). Total, Dietary and Supplemental Vitamin C Intake and Risk of Incident Kidney Stones. Am J Kidney Dis.

Te recomendamos

¡Mantente al día de las últimas novedades!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades, 
promociones y noticias relacionadas.